Nuestra web utiliza cookies. Si continúa navegando por ella, acepta el uso de nuestras cookies. OK | Más información

AROS CANARIOS

  • Aros Canarios
    Aros Canarios

La primera referencia escrita acerca de este aro, arete o argolla de la media luna, como también se le conoce, aparece en 1885 en la obra de Víctor Grau-Bassas titulada "Usos y Costumbres de la Población Campesina de Gran Canaria".

Por su situación geográfica, las Islas Canarias han sido lugar de tránsito de las varias aportaciones culturales provenientes de Europa, África y América, y esto se ha traducido en las prendas usadas por sus habitantes. Los pendientes tradicionalmente considerados como “genuinamente canarios” son los aretes y los zarcillos de gota (zarcillos de dos cuerpos articulados). Tanto unos como otros presentan numerosas variantes en cuanto a sus materiales, tamaños, botones y colgantes.

En el caso de los aros canarios, en el Archipiélago son también conocidos por aretes de la "S", argollas de la "S", argollas canarias, cubanas y criollas. Su forma básica que consiste en un círculo con una media luna (creciente lunar) inscrito, se corresponde con modelos usados por las mujeres sumerias desde el 2500 a. C. y se piensa que fueron introducidos en las Islas por los colonizadores.